En 2018, los centros de datos de los estados miembros de la UE consumieron 76,8 Terabytes / hora de electricidad, lo que equivale a alrededor del 2,7% del consumo de energía total. Esta fue la conclusión de un estudio que publicó la Comisión Europea a finales de 2020. Según este estudio, el aumento en el consumo de energía entre 2010 y 2018 distaba mucho de lo que muchos habían vaticinado en 2010. El motivo que se atribuye a esta bajada del consumo de energía es el claro progreso que se ha logrado en la mejora de la eficiencia energética. No obstante, el estudio señala que el avance de la digitalización y, en particular, la creciente disponibilidad de los servicios en la nube, provocarán un aumento en el consumo energético de al menos un 21%, y se llegará a 92,6 Terabytes / hora para 2025.

En 2010, los centros de datos en la nube representaban el 10% del consumo total de energía de los centros de datos de la UE y, según el estudio, esta proporción había crecido hasta un 35% en 2018. Se estima que aumentará hasta en torno a un 60% para 2025. Esto también refleja dónde se encuentra el mayor potencial de crecimiento para los centros de datos. La proporción de centros de datos descentralizados de pequeño tamaño que se necesitarán in situ también crecerá considerablemente en el futuro. En 2025, los centros de datos edge podrían representar el 12% del consumo de energía de los centros de datos en la UE.

centros de datos edge

 

¿Hay espacio suficiente para la refrigeración de los centros de datos? 

El sistema Liquid Cooling Package (LCP) de Rittal utiliza enfriadoras externas para alcanzar el máximo rendimiento de refrigeración en los espacios más reducidos. La ventaja es que deja más espacio libre para los componentes activos.

En los últimos años, se han producido enormes mejoras en la eficiencia de las infraestructuras y la eficiencia del uso de energía (PUE, por sus siglas en inglés) de los centros de datos. Sin embargo, el potencial de la eficiencia energética para seguir aumentando disminuye a medida que la tecnología se acerca a sus límites físicos y, además, sacar el máximo partido a ese potencial es una tarea cada vez más compleja. Por eso, el desarrollo de software que tenga en cuenta la energía tendrá un papel clave en la eficiencia del cloud computing, sobre todo, en las aplicaciones de computación intensiva, como las tecnologías de blockchain y la IA.

A su vez, el código de conducta de la UE sobre la eficiencia energética de los centros de datos pone de manifiesto que se sucederán una serie de enfoques adicionales y muy eficaces para limitar el consumo energético de los centros de datos.

consumo energético centro de datos

Los enfoques más comunes en la eficiencia energética:

 

  • Uso de sistemas de refrigeración más eficientes
  • Reutilización del calor, por ejemplo, para la calefacción urbana
  • Virtualización de software que proporciona un uso óptimo de la capacidad del servidor
  • Garantizar que todos los componentes trabajen en conjunto con eficiencia energética
  • Uso de fuentes de energía renovables para el suministro de los centros de datos
  • Construcción de centros de datos en zonas de clima frío

 

“En muchos centros de datos, la refrigeración todavía supone el 40% del consumo total de energía. Esto significa que los conceptos de refrigeración eficientes desde el punto de vista energético son fundamentales para poner en funcionamiento centros de datos rentables y respetuosos con el medio ambiente”, explica Michael Nicolai. El principal problema sigue siendo la necesidad de disipación del calor que se genera, por lo que existe una fuerte tendencia hacia el free cooling directo, sobre todo, si se combina con refrigeración por evaporación adiabática (refrigeración basada en la evaporación del agua). La tecnología de control del clima refrigerada por aire sigue ocupando un lugar predominante. En el futuro, la refrigeración líquida, como la refrigeración directa al chip, se utilizará cuando la refrigeración por aire ya no pueda satisfacer las necesidades asociadas a las altas densidades de potencia, como en el caso de los hyperscalers y los centros de datos de colocation.

Michael Nicolai director de ventas rittal

“En muchos centros de datos, la refrigeración todavía supone el 40 por ciento del consumo total de energía”. Michael Nicolai, Director de ventas TI de Rittal en Alemania.

 

 

 

 

Tecnología de refrigeración escalable

“Los operadores de centros de datos prefieren soluciones modulares que pueden utilizar para diseñar y poner en marcha una infraestructura de TI eficiente desde el punto de vista energético de forma rápida, flexible y ajustada a los requisitos. Lo que quieren es escalabilidad.”, explica Nicolai. El ejecutivo de ventas está convencido de que la nueva plataforma de infraestructura TI de Rittal, RiMatrix Next Generation, cubre estas necesidades. Se puede utilizar para implantar soluciones de refrigeración por aire, refrigerante o agua, así como versiones híbridas. Es adecuada para el control climático de un rack, de una fila de racks o de una sala entera, así como para soluciones de refrigeración directa al chip para las exigentes aplicaciones de computación de alto rendimiento (HPC). El concepto modular de la nueva plataforma se completa con una versatilidad de refrigeración añadida para las soluciones de control climático eficientes y de alta precisión con una función de refrigeración libre y tecnología adiabática de Stulz.

 

Lefdal Mine: Un centro de datos verde

Una antigua mina ubicada en Noruega alberga el centro de datos Lefdal Mine. Basado en un concepto modular, el centro de datos se distribuye en cinco niveles, cuenta con una superficie de 120.000 metros cuadrados y tiene capacidad para albergar hasta 10.000 racks o 1.500 containers. El uso de energía renovable y el sistema de refrigeración por agua de mar garantizan una eficiencia energética excelente con un PUE de 1,15. Su electricidad procede exclusivamente de fuentes renovables. Los componentes TI se refrigeran con el agua de un fiordo cercano. Esto permite que los costes de electricidad sean notablemente inferiores que las ubicaciones de centros de datos en Alemania. La certificación Tier III y la clasificación ISO son una garantía de que cumple con todos los requisitos de seguridad que imponen hoy en día las empresas a los centros de datos y los operadores en la nube.

Lefdal Mine Data Center rittal

“El Lefdal Mine Data Center es un centro de datos clave para aplicaciones especiales, como la computación de alto rendimiento (HPC) y el almacenamiento de datos y también es idóneo para aplicaciones de hyperscalers y colocation. Esperamos instalar una potencia de 100 megavatios en los próximos cinco años», dice Andreas Herden, director de Ventas de Lefdal Mine Datacenter.

Andreas Herden Director de ventas Rittal

Andreas Herden, Director de Ventas de Lefdal Mine Data Center.

 

 

 

Más artículos de
 
TENDENCIA TI
Introducción:
Hagámoslo simple
Tendencia 01:
La eficiencia energética sigue siendo un tema recurrente
Tendencia 02:
El objetivo de la modernización es la resiliencia ante las crisis
Tendencia 03:
La tecnología estandarizada está ganando protagonismo
Tendencia 04:
La demanda de racks se dispara
Tendencia 05:
Los clientes esperan soluciones llave en mano en todo el mundo