Cualquier relación positiva y productiva (ya sea personal o profesional) depende en gran medida de lo bien que se lleven las dos o más partes entre ellas y con su entorno. Ya se trate de un equipo de baloncesto, un matrimonio o incluso los componentes eléctricos dentro de un armario industrial, la capacidad de coexistir sin alteraciones da como resultado una eficiencia operativa y una seguridad óptimas.  

La compatibilidad electromagnética (CEM) es la capacidad de que los equipos eléctricos funcionen de forma eficiente en un entorno sin tener un impacto negativo en el mismo o en otros elementos electrónicos que también funcionen en el mismo espacio.  

La compatibilidad electromagnética causa gran preocupación especialmente en las verticales industriales y de fabricación actuales, donde el aumento de las densidades en los armarios y la mejora en las velocidades de procesamiento de señales pueden provocar fallos con mayor facilidad en la comunicación, supervisión, procesamiento de datos y operaciones generales de marcos electrónicos. 

Para entender realmente la importancia de estos principios al considerar los armarios industriales y su relación con los espacios en los que trabajan, echamos un vistazo a la compatibilidad electromagnética, sus elementos asociados y la importancia de estos conceptos para las empresas.  

 

Influencia electromagnética frente a interferencia electromagnética 

Para conocer plenamente la naturaleza crítica de la compatibilidad electromagnética, primero debemos entender la relación entre las fuerzas externas al armario y el propio armario:  

  • La influencia electromagnética es el efecto o el impacto de los factores electromagnéticos (como el alcance del campo electromagnético y otros elementos ambientales) en circuitos, equipos y organismos naturales (animales y humanos).  
  • La interferencia electromagnética (EMI, por sus siglas en inglés) hace referencia a las combinaciones de factores electromagnéticos que pueden causar fallos, alteraciones o averías en los elementos electrónicos dentro de los armarios industriales. Los casos de interferencia electromagnética prolongada pueden deteriorar o reducir significativamente la funcionalidad y la vida útil de dichos elementos electrónicos, como en un rack TI y, en casos extremos, pueden dar como resultado la pérdida total de la transferencia y el procesamiento de datos, lo que es habitual con los sistemas de Edge computing.  

La gravedad y la duración de la interferencia electromagnética en elementos electrónicos, como los racks TI u otros componentes basados en circuitos, tienen un impacto directo en el nivel de dificultad que encuentran las empresas de fabricación industrial. Aparte de las complicaciones en la transferencia de datos y los problemas de fiabilidad a largo plazo que surgen de la interferencia electromagnética prolongada, otras complicaciones adiciones pueden incluir:  

  • Tiempo de inactividad de equipos o producción holística; 
  • Errores en la medición o recopilación de datos que, a menudo, dan como resultado una producción defectuosa, especialmente con altos niveles de automatización de procesos; y 
  • Mayor posibilidad de sobrecarga eléctrica, lo que reduce la eficiencia de la producción y puede desencadenar un impacto negativo en otros sistemas o dispositivos conectados. 

Unos armarios industriales diseñados e instalados adecuadamente pueden reducir los casos de interferencia electromagnética de forma significativa y ayudar a reducir las dificultades a largo plazo asociadas con todo tipo de interferencia electromagnética.  

 

 

Interferencias electromagnéticas internas frente a las externas

Parte de lo que convierte las interferencias electromagnéticas en un problema crítico para los armarios industriales es que hay diversos tipos de los que protegerse; de forma metafórica, diríamos que la tormenta nunca viene desde la misma dirección. Las dos vías por las que puede producirse una interferencia electromagnética son por una fuente interna y por una fuente externa. 

La interferencia procedente de una fuente interna es una incidencia electromagnética que se crea artificialmente mediante la combinación de elementos electrónicos u otros aspectos técnicos de un entorno o espacio determinado. La interferencia procedente de una fuente externa surge de elementos naturales, como rayos, variaciones climáticas u otras interacciones con el mundo físico.  

En cuanto a los elementos electrónicos y los armarios industriales, la principal preocupación son las interferencias de una fuente interna, ya que es la que se controla con más facilidad de las dos, al menos en ambientes en los que las preocupaciones sobre el clima pueden minimizarse ligera o totalmente.  

Sin embargo, con las interferencias de fuentes internas, debe hacerse una importante distinción entre los momentos de interferencia interna que se crean deliberadamente (simplemente operando un dispositivo con un circuito) y aquellos que se crean accidentalmente (casos de descargas de chispas entre aparellajes o campos magnéticos que rodean corrientes de alta intensidad o cargas de tensión). 

 

Formas de interferencia 

Ahora que entendemos la diferencia entre interferencias internas y externas, podemos entender mejor las formas o manifestaciones habituales que pueden tener estas interferencias, especialmente encontextos de baja tensión, que son los que más se aplican a los armarios industriales.  

Las interferencias pueden adoptar la forma de tensiones, corrientes y campos eléctricos, magnéticos o electromagnéticos, que pueden producirse de manera continua, periódica o aleatoria en forma de impulsos. En las redes de baja tensión, que es nuestra principal preocupación con los armarios, los siguientes principios son clave para descifrar la forma de interferencia con la que estás lidiando y a la que te enfrentas:  

  • La conmutación de cargas inductivas, como las herramientas eléctricas, los electrodomésticos o las lámparas fluorescentes, provoca la mayoría de los casos con interferencia temporal intensa. 
  • La desconexión de fusibles en el caso de un cortocircuito (cuya duración puede ser de apenas unos milisegundos) provoca las sobretensiones más peligrosas (según el nivel, la duración y el contenido de energía). 

Descárgate el white paper sobre "Compatibilidad electromagnética para los sistemas de control y distribución de corriente de máquinas y equipos" para más información.

Compatibilidad electromagnética