El futuro ha llegado en forma de distribución de corriente con sistemas de barras. La Comisión Electrotécnica Internacional publicó en mayo del 2020 la norma de conjuntos de aparamenta de baja tensión que consolidó el cumplimiento normativo específico y las normas para la distribución y el control de la corriente para los cuadros eléctricos y los armarios industriales. El cableado tradicional basado en unas conexiones de cables y conectores que requieren mucho espacio para su manipulación ya es cosa del pasado y la distribución de corriente con sistemas de barras es ahora el estándar de la industria para todos los armarios industriales.  

Durante un tiempo, antes de la actualización, las empresas globales implementaron sistemas de barras para suministrar corriente a sus armarios modulares y los países europeos llevaban exigiendo sistemas de barras para sustituir el cableado tradicional de los armarios desde mediados de la última década. El principal impulsor de esta conversión al sistema de barras fue la seguridad. El sistema de barras está mejor equipado para evitar descargas eléctricas y arcos accidentales y también permite una instalación y un mantenimiento electrónicamente seguros dentro del armario industrial.

Pero también hay un gran número de ventajas para las empresas de fabricación industrial globales de hoy en día al implementar la distribución de corriente con sistemas de barras, sobre todo a medida que aumenta la preocupación por el consumo de energía industrial y la necesidad de funcionar de una manera más ágil y basada en el valor. 

 

Subimos el listón en la distribución de corriente

Además de las cuestiones de seguridad, alejarse de los esquemas de cableado tradicionales hacia una distribución de corriente con sistema de barras yace en la ineficiencia, la complejidad innecesaria y la incapacidad para adaptarse a las demandas cambiantes de una industria global de los cuadros eléctricos tradicionales de los armarios industriales. Algunas de estas ineficiencias o desventajas incluyen: 

  • Unos procesos de instalación complejos y lentos;
  • Una distribución de corriente voluminosa y menos eficaz debido a las limitaciones de espacio;
  • Unas reparaciones y un mantenimiento complejos, que consumen muchos recursos y requieren una gran manipulación de los elementos de los cuadros y los armarios;
  • Un aumento del tiempo de inactividad y el coste de los empleados durante el mantenimiento; y
  • Menos espacio físico para la integración de cuadros eléctricos o armarios para aumentar la eficiencia.

Los sistemas de barras mitigan estos puntos críticos en el diseño, la ingeniería y el funcionamiento del cuadro eléctrico mediante una serie de factores, pero cada uno depende principalmente del alto nivel de personalización y las capacidades de diseño únicas en comparación con los cuadros cableados convencionales, que esencialmente funcionan como un modelo único. Por otro lado, en los sistemas de barras cada tira se puede adaptar con exactitud no solo a las especificaciones de la industria, sino también a las necesidades específicas de la empresa. 

En cuanto a las propuestas de valor mencionadas anteriormente, los sistemas de barras permiten: 

  • Reducir el uso del espacio relativo al cuadro eléctrico y al armario;
  • Solucionar fácilmente los problemas en caso de interrupción o fallo del conmutador;
  • Ahorrar tiempo durante la instalación, el mantenimiento o las actualizaciones;
  • Aumentar la eficiencia operativa; e
  • Integrar cuadros eléctricos o elementos del armario complementarios para mejorar o aumentar el rendimiento.

 

Descubre el sistema de barras de Rittal

Todos los sistemas de barras de Rittal se pueden instalar en solo tres pasos, sin taladrar ni realizar modificaciones adicionales. El montaje empieza colocando el chasis de sistema VX en la brida de montaje dentro del armario, para sujetar el conjunto del sistema de barra y acoplar la cubierta en su sitio. Todo el montaje es ligero, fácil de manejar y se realiza fácilmente sin interrumpir a gran escala los flujos de trabajo existentes. 

 

Además de la flexibilidad, la seguridad es primordial. Los perfiles de cubierta de los sistemas de barras de Rittal son esenciales para la protección de los ingenieros y jefes de planta que trabajan en y alrededor de los cuadros eléctricos. La seguridad es la principal prioridad del ingeniero eléctrico al analizar el diseño o el mantenimiento de los cuadros de distribución de corriente. Ya sean cuadros eléctricos de motores, aplicaciones de accionamientos o cualquier aplicación de distribución de corriente, los sistemas de barras expuestos son un peligro para el personal y requieren un aislamiento o una protección contra contactos involuntarios o accidentales.

En el espacio industrial altamente competitivo y variable de hoy en día, los ingenieros de planta deben pensar cada vez más en toda la cadena de valor de una empresa al sopesar las decisiones operativas y relativas al equipamiento. El sistema de barras de Rittal proporciona un valor integral a través del cumplimiento normativo, mejora la eficiencia, reduce los costes y, sobre todo, mantiene la seguridad de las personas que interactúan con los cuadros eléctricos y los armarios a diario. 

 

¿Quieres conocer las características fundamentales de la compatibilidad electromagnética (CEM) y en qué aspectos pueden ayudar las envolventes Rittal? Consulta nuestro White Paper:

Compatibilidad electromagnética