Las plantas automovilísticas se enfrentan a condiciones extremas. Desde una fundición en caliente hasta el mecanizado de cajas de cambios y el moldeo de plástico, las temperaturas pueden fluctuar drásticamente, causando daños potenciales a la maquinaria, el hardware y la tecnología utilizadas diariamente. Como resultado, es imperativo implementar una apropiada climatización para mantener la tecnología sensible que impulsa el funcionamiento de la producción.

Imagen 1

Control climático para la máxima eficiencia

El calor tiene profundos efectos en la tecnología alojada dentro de las plantas automovilísticas. Y existe en todas partes, desde la temperatura ambiente hasta la proximidad y las fuentes de alimentación. Incluso los componentes clasificados para manejar las temperaturas calientes pueden degradarse a medida que aumenta la carga de calor. Con el fin de proteger la tecnología y el hardware de misión crítica, el sistema de control térmico dentro de las plantas automovilísticas debe mitigar los riesgos relacionados con el calor. Las consecuencias del alto calor en el equipo pueden incluir:

  • Disminución del rendimiento de potencia
  • Incidencias y fluctuaciones en circuitos
  • El tiempo medio entre la disminución de las incidencias
  • Deriva del set point
  • Fallo intermitente o catastrófico del sistema
  • Garantía de componentes anulados
  • Tiempo de inactividad de la fábrica
  • Pérdida de ingresos
  • Envíos retrasados
  • Insatisfacción del cliente
  • Costes de sustitución de componentes

Dentro de la industria automovilística en particular, se gasta una cantidad significativa de energía para el aire acondicionado del armario de control. Reducir el calor a través de unidades de ventilación y refrigeración es especialmente importante debido a la pérdida de calor sufrida en los dispositivos eléctricos integrados.

Gama soluciones climatización

Control climático para la sostenibilidad

Además de proteger el valioso equipo de su instalación, el sistema de refrigeración adecuado también puede ayudar a las plantas automovilísticas a ahorrar energía, reduciendo los costes al tiempo que reducen la producción de emisiones de CO². En España, una décima parte de las emisiones de CO² provienen de la industria. Y la sostenibilidad es importante por una variedad de razones, desde beneficiar al medio ambiente hasta ahorrar costos en la cantidad de energía que se consume.

El uso de productos sostenibles como la gama Blue e+ de Rittal puede ayudar a su instalación a proporcionar una refrigeración que se ajusta automáticamente a las condiciones ambientales y, al mismo tiempo, proporciona hasta un ahorro de hasta el 75% de energía comparado con equipos de refrigeración similares. La gama Blue e+ ofrece una interfaz IoT que permite compartir datos operativos tanto en toda la planta como en dispositivos externos. Esto fomenta la facilidad de acceso, reduce la huella de emisiones de CO² de una instalación y reduce los costes de mantenimiento.

Las plantas automovilísticas a menudo se enfrentan a condiciones extremas. En consecuencia, el aumento del calor puede dañar y degradar lentamente la tecnología y el equipo de misión crítica, aumentando los costes y aumentando la huella de carbono dentro de las instalaciones. La implementación de armarios y software de control climático puede ayudar a su planta a ahorrar dinero, ser más sostenible y cumplir con las regulaciones cambiantes. Rittal ofrece soluciones completas del sistema cuya robustez y funcionalidad cumplen con los requisitos de la industria automovilística.

Si posee un producto Rittal y necesita ser evaluado o reparado, eche un vistazo a nuestra página de servicios. Proporcionamos a los clientes una garantía de producto para soluciones de climatización durante dos años a partir de la fecha de fabricación.