Refrigeración de circuito cerrado para soluciones basadas en Racks y en filas

Todos los directores de instalaciones de centros de datos saben que uno de los factores más importantes que influyen en la disponibilidad de un sistema es la eliminación eficaz del calor generado por los equipos, y su trabajo es eliminarlo. Hay varias opciones de refrigeración disponibles para conseguirlo, pero esta variedad dificulta la identificación de la solución correcta para tus necesidades específicas. 

Este artículo proporciona una descripción general de las características, las ventajas y las mejores aplicaciones para los sistemas de refrigeración de circuito cerrado, uno de los métodos más eficaces y eficientes para garantizar un rendimiento óptimo del equipo y la máxima disponibilidad.

 

¿Cómo funciona un sistema de refrigeración de circuito cerrado?

Un sistema de circuito cerrado, que funciona junto con una configuración de acoplamiento cerrado, aísla y elimina el calor del interior de un rack, evitando que se mezcle con el aire ambiente. Considerados como una refrigeración «por filas», estos sistemas aspiran aire caliente de los lados y la parte posterior del rack, lo impulsan a través de un intercambiador de calor acoplado para eliminar el calor de los equipos TI y que enfría el aire, y lo devuelven a la parte delantera del rack y las entradas de aire de los equipos TI. 

Un sistema de refrigeración de circuito cerrado funciona de manera completamente independiente de cualquier climatización por sala preexistente. En otras palabras, el rack y el intercambiador de calor funcionan juntos de forma exclusiva, refrigerando solo el equipo en el rack, en lugar de tener que contribuir a la refrigeración general de la fila o la sala.

 

Ventajas de un sistema de circuito cerrado para soluciones basadas en racks y en filas

Las ventajas que ofrece un sistema que se centra en eliminar el calor a nivel de rack y de filas son numerosas:

  • Refrigeración «más limpia». Con puertas ciegas (delanteras y traseras) instaladas en los racks de los equipos TI, la eliminación de calor se basa en los racks.  No se introduce polvo, suciedad ni humedad ambiental desde el exterior del rack al circuito, lo que ayuda a mantener el máximo rendimiento de los equipos.
  • Reducción de costes. Un sistema de circuito cerrado supervisa y regula constantemente los parámetros operativos para mantener una eliminación de calor y una temperatura óptimas. En comparación con un sistema basado en sala potencialmente desequilibrado, que intenta regular constantemente las temperaturas, un sistema de acoplamiento cerrado puede aportar una mejor eficiencia energética y reducir los costes.
  • Ideal para grandes cargas térmicas. Tanto si solo admiten un solo rack como varios equipos en una fila continua, los sistemas de circuito cerrado extraen el calor con mayor eficacia en aplicaciones de alta densidad, incluso en condiciones de temperatura extrema, eliminando el calor directamente en el punto donde se genera. 
  • Funcionamiento basado en las necesidades. Los sistemas de circuito cerrado se apagan cuando la temperatura dentro de los racks de los equipos TI alcanza una temperatura «ideal» predeterminada, lo que reduce el ciclo de trabajo de la unidad (y, a su vez, los costes energéticos), a diferencia de los sistemas de refrigeración convencionales por sala, que están «siempre encendidos». 
  • Rendimiento del equipo. Los sistemas de circuito cerrado mantienen la temperatura idónea dentro del rack, lo que contribuye a garantizar tanto el rendimiento como la vida útil del equipo.

Hay una amplia variedad de condiciones operativas y de instalaciones en los espacios de TI convencionales, en los que la refrigeración de circuito cerrado puede ser la mejor solución para mantener unas temperaturas óptimas en los equipos TI. Fuera del centro de datos, en muchas aplicaciones Edge, en las que la acumulación de calor podría ser local y rápida, la refrigeración de circuito cerrado mantendrá las condiciones térmicas internas adecuadas independientemente de las condiciones ambientales externas. Esta mayor capacidad de eliminación del calor permite unas densidades de instalación más altas, lo que reduce la cantidad de racks de servidores necesarios.

Como puede verse en el siguiente vídeo, la solución de refrigeración basada en racks con LCP Rack de Rittal aspira el aire caliente de la parte posterior de los racks de servidores, lo enfría mediante un intercambiador de calor de alto rendimiento y devuelve el aire enfriado a la parte frontal de los racks de servidores. Se crea un punto neutro dentro de una sala de servidores.

 

La solución de refrigeración basada en filas con LCP Inline de Rittal, como puede verse en el siguiente vídeo, requiere para su máxima eficiencia de un cerramiento para pasillo frío/caliente. El funcionamiento es similar a la solución con LCP Rack pero en este caso se aspira el aire del pasillo caliente, se enfría mediante un intercambiador de calor de alto rendimiento y se devuelve el aire enfriado al pasillo frío donde los racks de servidores absorben este aire frío. 

 

Para determinar si un sistema de circuito cerrado es adecuado para tus equipos, confía en Rittal, el líder mundial en armarios y racks. Trabajaremos juntos para identificar un sistema de climatización acorde con la producción de calor de tu centro de datos, uno que proporcione un flujo de aire adecuado, mantenga la temperatura y la humedad constantes y que ofrezca opciones de escalabilidad.

 

¿Quieres conocer cómo Eurecat ha conseguido un PUE del 1,3 con la construcción de un Data Center principal en su nueva sede corporativa? No te pierdas el caso de éxito:

CTA_CASO_EXITO_RITTAL_EURECAT_FINAL