La revolución digital ya ha despegado. No solo ha cambiado la forma en la que obtenemos información y nos comunicamos, sino también nuestros hábitos de consumo y métodos de producción. 

Las empresas de construcción de armarios y fabricación de cuadros eléctricos están liderando la transformación digital en diversos ámbitos gracias a la digitalización de varios procesos organizativos y de producción. No obstante, la complejidad y los numerosos sistemas de producción impiden que la transición sea rápida en algunos casos. Los elementos individuales de maquinaria y equipos tienen diferentes ciclos de vida, lo que significa que los procesos ya se han automatizado, mientras que otros se siguen completando manualmente.

A pesar de estos desafíos, la digitalización ofrece todo un abanico de posibilidades, y la Industria 4.0 está preparando el camino para las fábricas inteligentes y el mantenimiento predictivo. Actualmente, los ciclos de construcción de armarios y de fabricación cuadros eléctricos son muy ajustados. La enorme presión de tiempo y de coste es lo habitual, y los sistemas, cada vez más complejos, deben producirse en plazos más cortos y a un menor coste. Antes, el factor de éxito era la calidad de los productos y servicios. Sin embargo, ahora, tener el proceso más eficiente es tan importante como un producto de alta calidad para conseguir una amplia ventaja competitiva.

 

Una cadena de valor integrada

Los fabricantes que prestan atención a toda la cadena de valor, desde la planificación y el diseño de un producto, pasando por la formulación de pedidos y la producción hasta las actividades de entrega y servicio, aumentarán su rendimiento, impulsarán su eficiencia y ganarán ventajas competitivas determinantes.

 

modificada

 

Descubre cómo la combinación de soluciones de ingeniería de EPLAN con la experiencia en sistemas y automatización de Rittal permite optimizar e industrializar tus procesos de fabricación de cuadros eléctricos y de control al igual que en el caso de Vidal Automatización y Control, quien ha reducido entre un 35 y un 40% sus tiempos de fabricación. Descárgate el caso de éxito para conocer todos los detalles:

Nueva llamada a la acción