Planta producción alimentación y bebidas

La industria de alimentación y bebidas nos da algunos de los momentos más definitorios y edificantes de la vida, desde fiestas exóticas hasta placeres sencillos todos los días (¿quién puede pasar por una panadería y el olor del pan fresco y los pasteles, y no salivar? ¡Yo no!)

 

Sin embargo, hay una realidad simple para aquellos de nosotros que trabajamos en dar soporte a la infraestructura TI utilizada por la industria y es que, mientras que sus productos son tentadores, las fábricas de alimentos y bebidas pueden ser lugares hostiles para cualquier equipo eléctrico. Las materias primas, como los azúcares y la levadura, deben controlarse e impedir que accedan en los armarios eléctricos para mantener la producción y maximizar la vida útil de la costosa maquinaria contenida en su interior.

 

Esta necesidad, efectivamente para crear una envolvente sellada dentro de la cual el equipo eléctrico puede funcionar - debe equilibrarse con el requisito igualmente importante para una gestión óptima de la temperatura. De hecho, uno de los factores críticos para crear un "entorno protector" para este equipo es el control eficaz de la climatización.

 

Todos los equipos eléctricos generan calor como subproducto de sus actividades, y este calor necesita ser disipado. Además, por supuesto, está el calor ambiental del entorno en el que se encuentra el equipo. Mantener una temperatura estable dentro de un armario garantiza que las unidades eléctricas, etc., puedan funcionar a todo su potencial, garantizando así que el equipo de producción que controla pueda funcionar a alta velocidad. Todo esto tiene un gran impacto en la productividad y la facturación; cuanto más rápido funcione una máquina de embalaje de palets, por ejemplo, más mercancías se pueden enviar.

 

Normalmente, los operadores que están especificando el control de climatización adecuado para un armario tienen una gran variedad de opciones para elegir. Pero la fabricación de alimentos y bebidas crea desafíos específicos que deben entenderse plenamente antes de hacer una selección. La principal es la "Zona de Higiene" en la que se encuentra el equipo.

 

Las zonas de higiene se definen por la Norma EN 1672-2:2005 que determina el nivel de exposición que las materias primas tienen al medio ambiente y posibles contaminantes.

 

Las zonas son las siguientes:

Zona 1 – Zona de procesos abierto

Las superficies entran en contacto directo con los alimentos, que luego volverán a la corriente del producto. En la mayoría de los casos, estas áreas estarán expuestas a regímenes regulares y continuos de limpieza y serán rociadas con productos de limpieza a alta presión y temperatura.

 

Es importante garantizar que tanto las envolventes de diseño higiénico (HD) como los equipos de climatización HD se utilicen dentro de estas áreas. Este equipo está diseñado específicamente para garantizar que puedan soportar tanto la limpieza rigurosa y los chorros de alta presión, como que no haya superficies que puedan albergar gérmenes y causar una contaminación cruzada.

 

La gama de intercambiadores de calor aire-agua HD de Rittal es una opción extremadamente versátil que cumple con los requisitos de la normativa manteniendo una temperatura aceptable para los equipos de control. Se conectan a un suministro de agua refrigerada y están disponibles en diferentes tamaños de salida para disipar grandes niveles de calor para cualquier tamaño de proyecto que se esté diseñando.

refrigeración HD

 

Zona 2 – Zona de salpicaduras

El color RAL 7032 era el predominante en aplicaciones industriales y TI hasta el inicio de los años 2000.

Rittal hizo el cambio de RAL 7032 a RAL 7035 en toda su gama estándar en 2005.

Aún existe la necesidad de integrar los armarios y cajas en salas eléctricas con color RAL 7032, más por cuestión estética.

 

Zona 3 – Zona no alimentaria

Esto podría ser un almacén o espacio logístico desde el que el producto acabado es transportado desde o llevado a la planta. No hay “alimentos crudos” presentes en esta área.

 

Es poco probable en la mayoría de los casos que haya alguna actividad de limpieza en estas áreas, aparte de la limpieza ocasional de escombros. Por lo tanto, es aceptable (dependiendo de las directrices específicas de su empresa) utilizar productos de acero suave o acero inoxidable. Esto abre toda la gama de productos de climatización y la selección final puede basarse en el escenario específico.

 

Para obtener más orientación y asesoramiento sobre la mejor práctica dentro de la industria de alimentación y bebidas, Rittal emitió un webcast.

Ver el webcast